¿Ángel o diablo?

Siempre se ha considerado el precio como determinante en la elección de compra de un producto. Sobre todo si se lo preguntamos a los consumidores. Pero a veces no ponemos en la balanza otro precio muy importante: el emocional. Esta clase puede ser mucho más poderosa...